EL PADRE REBAZA, UNA VIDA AL SERVICIO DE LOS DEMÁS

viernes, 8 de mayo de 2009

Juan José Mestre

CARTA DE AMOR A UNA DESCONOCIDA



Querida mía:
Vuelvo a ti desde el más absoluto de los ostracismos. Por ello no me conoces ni te conozco. Saber de mí no creo que puedas: es imposible tener entidad después de tantos años de buscarte. Es imposible que tú sepas de mi amor cuando todos los amores te acallaron.
En la irrealidad de los tiempos es que la lluvia muere gota a gota para germinar en la timidez de una dama de noche. Y esa solanácea recoge tu rostro escondido en el extravío mohoso del espacio.
Es así que quiero amarte: como a una flor intangible que se niegue a todas las caricias, porque no tengo manos para arrullarte, no tengo alas para surcar el cielo de tus senos, no tengo labios que besen tus párpados ni aliento para entibiar tu vientre.
Quiero que me ames así, incompleto; cuajado de penurias, alforza para suturar todos los pretéritos; desde la lejanía, pero hacedor de hechizos, triunfal canto de alabanzas, dulce miel en la concavidad de un arna. Es así que deseo que me ames. No tienes más remedio: el hado incomprensible así lo quiere.
Somos esclavos de la ternura sin conocernos, incautación de voluntades, sinrazón del abismo de luz que nos separa, deber que asignaron los señores de la alquimia enamorada, magia del viento que amaina para escuchar las voces ensombrecidas que pretenden acallar veinte líneas escritas a fuego, pasión y ansia.
No esperes que firme esta carta: tantas vidas, tantos soles, tanto amor enceguecido en la exclusión me han quitado hasta el nombre que guardaba para que lo pronunciaras.
© Juan José Mestre

Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Peru
Revista de creación y eventos culturales. Moderan: Doan Ortiz Zamora, Alan Bustamante Medina y Jack Farfán Cedrón, escritores peruanos.