EL PADRE REBAZA, UNA VIDA AL SERVICIO DE LOS DEMÁS

miércoles, 10 de junio de 2009

Ernesto Neyra Guevara

[Chota, 1985]




DIECIOCHO

Entra -le dije.
Tenía el pelo en polvo ensortijado
y en su polo dibujado un corazón.
Aquí nomás, susurró.
Entra, repetí.
Me miré anclado, y en sus ojos limpios,
no les miento, sentí pavor;
pero al mismo tiempo en mi alma sostenía
todo recuerdo de un ayer que fuimos
fuego en leño, libro sin razón.
Aquí nomás, repitió.
Tomó mi rostro con sus manos yertas
yo volví a escuchar su tierna voz:
Lejana más, más débil, todavía más.
Volví a mirarla.
Entra –rogué– Mírate. Entra y cámbiate,
Aquí nomás, me pidió.
Yo la amaba,
y aún en ese instante la amé más.
Deseaba tocarla, besar sus labios muertos,
limpiar su rostro con mis manos tibias…
Aquí nomás, repitió.
Su voz se ahogaba con lágrimas de barro
resplandecidas por un brillo angelical de luz.
Sonaba el viento: fuerte y débil, plomo y zinc;
silbaba más llevándose con él los lirios secos,
el invierno triste y el olor del pan.
Y su voz:
Aquí nomás, me repetía.
Mas pronto,
su polo que de blanco se teñía abanderado
con un rojo corazón de heridas sordas
se fue desvaneciendo con el viento,
con el polvo de su pelo rizo y enredado;
con su rostro, con sus manos… ya sin tiempo.


VEINTE

Si la noche toca tu vientre, tu cuerpo...
Y al fin enamorada en la claridad de otros ojos
te mires firme –siluetas sombras– imagines realidades.
Cuando parezcas incompleta y te sientas piedra;
sensible araña de las telas destejidas, destempladas;
acude al incienso y dormita tu inocencia;
y sé indiferente a la indiferencia y al orgullo
que al pie del cielo alberga tu bajeza.

Cruza el río y desdeña sus repuntes;
sin miedo, sin vacío del vientre, sin violencia…
……………………………………..
Serás otra, de algún modo…
Sin cuerpo –poesía muda– sin palabras…



VEINTIUNO

Tersa dádiva, fina, suave, infinita.
Fiel roce: desfloración exacta de un orgasmo…

Mira hacia la luna que se refleja en sus ojos;
y su queja trasciende el placer de los arbustos.

Pálida, risueña, nerviosa y dulce.
Erótico acto visto por estrellas.

Ojos quebrados por un beso;
siluetas dibujadas en la floresta gris
de una noche que respira.

Un sólo ensueño se queda entre la hierba,
y un soplo quiebra los alientos desnudos…



Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Peru
Revista de creación y eventos culturales. Moderan: Doan Ortiz Zamora, Alan Bustamante Medina y Jack Farfán Cedrón, escritores peruanos.