EL PADRE REBAZA, UNA VIDA AL SERVICIO DE LOS DEMÁS

domingo, 1 de julio de 2018

“Ayawaska Blues”, un viaje sin retorno



Link video: https://youtu.be/LzYwPV4wEIM


Rewolver acaba de regresar de Barcelona. Corre el año 2014. Ha grabado, como solista, su primer disco: “Biósfera Blues”. Ya instalado en Perú, junto a su hermano Charly, administran un “pequeño infierno florido” de música rock & roll en vivo; dulce puerto de transición entre la realidad y la magia del blues llevado a los reinos alucinantes de la inconsciencia. Como todo paraíso, tiene su fin. Han pasado dos años. Carnaval 2016 en Ciudad de Espinas. Rewolver es invitado a participar en el primer “Carnavarock” como solista. Desiste de dar el espaldarazo a solas y se atreve a formar su propia banda de blues, invitando a tres jóvenes músicos del entorno local: Paul Vera Pulcho (Bass), André Caballero Oso (Guitar), Arturo León Arturito (Drums), Hans Seminario Rewolver (Guitar). El nombre de “Ayawaska Blues” está inspirado en el ritual ceremonial de dicha planta, “soga de la muerte”, usada por los antiguos pobladores incas como método de sanación para aplacar los demonios internos de cada ser. “Ayawaska Blues” es también el solaz a las conciencias descarriadas, a través de melancólicos y a la vez agresivos acordes que nos tele-transportan a otras dimensiones psicotrópicas donde gana reino el estado volcánico, la paranoia efervescente, el mito real de conquistar suerte expansiva a la maravilla del blues alucinatorio, colorido. La sensación de este arriesgado viaje a una dimensión desconocida, guarda mucha relación con los sentimientos profundos y primarios que uno siente al escuchar blues. Si se quiere, un viaje sin retorno, un ritual espectro-psicótico en las alturas catárticas del cerebro en pleno estado de expansión alucinógena, a través del ensalmo del blues catártico y las cuerdas de una guitarra que nos estrangula de éxtasis musical, de pura y magnífica detonación, para suerte expansiva de la mente. Si las puertas perceptivas se mostrasen en toda su amplitud musical, ése sería sinónimo de blues y alucinación, un himno a la locura detonante de cuerdas bluseras en toda su onda expansiva de sonoridad: “Ayawaska Blues”. La banda debuta siempre con la consigna de cultivar su propia música y estilo; desde sus inicios, haciendo sólo música instrumental. Desde entonces, ha ido tocando continuamente en bares, discotecas y eventos benéficos; destacando su propio estilo rítmico; hasta que, a inicios de 2018, decidieron incluir una voz femenina en el grupo, para darle más contundencia a las irreverentes letras de sus canciones, esos cánticos al borde del amanecer, con aves rarificadas esgrimiendo el verdadero dolor de la melancolía y la alucinación musical. Es así que a mediados de abril, Katteryne Aquino hace su primera presentación como cantante oficial de la banda. Actualmente, “Ayawaska Blues” viene trabajando en lo que será su primera maqueta de blues y rockabilly, prontamente difundida.


Jack Farfán Cedrón
Caxamarca, mayo 2018

Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Peru
Revista de creación y eventos culturales. Moderan: Doan Ortiz Zamora, Alan Bustamante Medina y Jack Farfán Cedrón, escritores peruanos.